domingo, 21 de enero de 2007

La pulgada cabreada

Está claro que debo encontrar mi otra mitad.
Pero, ¿será un hombre o una mujer?
¿Qué aspecto tendrá?
¿Será idéntica a mí?
¿O más bien complementaria?
¿Tiene mi otro mitad lo que a mí me falta?
¿Le tocó a él la belleza?
¿La suerte?
¿El amor?
¿Nos separaron por la fuerza o se escapó con todo lo bueno?
¿O lo hice yo?
¿Me avergonzaré de esa persona?
¿Y qué pasa con el sexo?
¿Es así cómo nos volvemos a reunir?
¿Pueden dos personas convertirse de verdad en una otra vez?


Por fin he podido ver Hedwig And The Angry Inch dirigida y protagonizada por John Cameron Mitchell. Mientras la estaba viendo tenía la sensación de haberla visto ya. Y no lo digo como algo negativo, todo lo contrario. Es que realmente muchas de las escenas las había visto bien porque me las habían puesto en Youtube o porque la había pillado en alguna de las emisiones del canal Cinematk. La película cuenta, a través de actuaciones musicales y monólogos, la historia de Hedwig, un joven que en la búsqueda de su otra midad y tras una operación fallida de cambio de sexo, forma un grupo de rock. En el camino, conoce a un chico más jovén, interpretado por Michael Pitt (el americano de Soñadores de Bernardo Bertolucci), que se convierte en su amante y colaborador para acabar robándole las canciones y convertirse en una estrella de rock: Tommy Gnosis.

Lo mejor: John Cameron Mitchell es Hedwig. Se te olvida por completo estar viendo una interpretación. Es de esas actuaciones en las que el actor y el personaje se funden y ya ni te imaginas a otra persona en ese papel, ni al actor interpretando otro personaje diferente.
Lo peor: Que alguien no pueda ver detrás de esas pedazos de divertidas actuaciones la reflexión sobre la fama y el amor que hay en el fondo de la historia.
La escena: El origen del amor. Es la historia que la madre de Hedwig le contaba sobre el origen del amor, que está está basada en un relato de Platón. Viene a decir que al principio la gente tenía dos pares de brazos, dos pares de piernas y dos caras que surgían de una sola cabeza. Como a los dioses les inquietaba el poder de los humanos, Zeus partió a los hombres en dos y les condenó a vagar por la tierra suspirando por su mitad perdida. Más o menos, esto explica el monólogo de la película que he reproducido al comienzo del post. Es este enlace se puede ver la la escena, pero sin subtitulos en español. Espero que más o menos se entienda con las imágenes.

http://www.youtube.com/watch?v=-YO9FpWX57E

Puntuación: 7,5

1 comentario:

gatchan82 dijo...

fantástica película y fantástica banda sonora.
tengo ganas de ver el musical.