martes, 31 de julio de 2007

Concierto de Björk + Rapsodia Retrorgánica

Ya han pasado casi dos semanas desde el concierto de Björk en Madrid. Aunque creo que no tiene sentido escribir una crónica detallada de todo lo que ocurrió, no puedo evitar señalar en varios puntos lo que más y lo que menos me gustó:

1. Oceania con arreglos de pasodoble.
Me emocioné en cuanto Björk comenzó a cantar esta canción después de presentar a todos los que estaban en el escenario (Mark Bell, Chris Corsano, Damian Taylor, el enjambre femenino de metales...) Es, casi de forma inconsciente, una de mis favoritas del Medúlla, de toda su carrera y de las que mejores recuerdos me traen a la memoria, como la primera vez que la escuché en la inauguración de los Juegos Olímpicos de Atenas. Digamos que todo esto sumado a los cambios que le metieron, factor sorpresa que eché en falta en otras partes del concierto, explica que ocupe el primer puesto.

2. Hyper-ballad, Pluto y Declare Independence.
Normalmente, Björk deja para el final las canciones más moviditas. Y a partir de la mitad de Hyper-ballad, la Plaza de Toros se convirtió en toda una pista de baile, lásers, brazos, gritos... Después enlazaron con Pluto. Se marcharon del escenario. Fueron reclamados por el público con los "ooh oh oh oh oooooooh" de Pluto (¿se quedarían un poco rayados o somos menos originales de lo que pensamos y esto lo hace la gente en casi todos los conciertos). Evidentemente volvieron a salir. Tocaron Oceania y cerraron el chiringuito con Declare Independence, uno de los mejores temas del Volta y de los pocos que aporta algo nuevo.

3. El vestuario.
He visto a Björk más guapa y más llamativa sobre un escenario, exceptuando el traje de pulpo con el que salió a escena para interpretar el primer tema del concierto, Earth Intruders.
El vestido gris fue en parte responsable de que todo lo que veía en el escenario me pareciera ya visto. Y es que me recordaba al de un concierto que dio en la época de Homogenic. Puestos a elegir, me quedo con el traje sencillito que llevaba en Segovia y con el que creo presentó algunas canciones del último disco en la tele americana.

4. Earth Intruders.
Qué mejor que calentar motores y encender la llama con la primera canción del último disco. Eso se agradece, porque a mí me empieza con Sidasta Eg y Aurora como hizo en La Granja y me cuelgo nada más llegar a la habitación del hostal. En general no me suelo gustar que un concierto comience con una canción antigua. Así que genial en este aspecto.

5. El Setlist.
Estuvo bien elegido: Pocas del Volta (4, las 4 mejores por cierto), muchas del Homogenic (5) y del resto 2 canciones, salvo de Debut que sólo tocó Aeroplane. Además añadió Mother Heroic una de las rarezas de la época Vespertine.
Para mi gusto, hubo temas que se podría haber ahorrado: Aeroplane, Mother Heroic, Pleausure Is All Mine (no me gustó como queda en directo sin el juego de voces) o incluso Immature. Pero bueno, esto lo suelto por poner alguna pega.
Por poner otra, el orden de las canciones y la estructura de sus conciertos, que casi siempre es la misma. No sé, podría empezar de modo diferente a lo que ha hecho siempre. Earth Intruders me pega con Human Behaviour e Isobel.

6. Ausencias.
All Is Full Of Love, Isobel, Unravel, Human Behaviour, Venus As A Boy, Unison...
Me hubiera gustado escuchar más temas del Medúlla (The Triumph Of A Heart y Where Is The Line). Tampoco me hubiera importado que sonara Hope.

7.Duración.
Se hizo bastante corto y supongo que todos nos quedamos con ganas de más. Eso es bueno. Y tampoco fue tan corto como yo pensaba. Tenía en mente después del concierto un dvd de la etapa Vespertine y lo recordaba larguísimo. Tenía 18 o 19 canciones. Así que más o menos viene a ser el mismo tiempo que estuvo en Madrid.

8. Movimientos.
No te puedes aburrir en un concierto de Björk. Te quedas embobado mirando cómo se mueve en el escenario, cómo baila, toca la batería en el aire... Y eso durante la casi hora y media que duró la actuación.

9. El Sonido.
Me resultó un poco bajo. A veces se escuchaba más a la gente cantar que a ella misma.

10.Rapsodia Retrorgánica
Hace tiempo que quería hacer la rapsodia de Björk, pero me gustan tantos temas suyos que me costaba mucho trabajo decantarme sólo por 10 o 15. Con ella habría aumentado a 20 el número de canciones. El concierto de Madrid me lo ha puesto a huevo, así que al final la rapsodia de Björk la componen los 18 temas que tocó ese día.


4 comentarios:

gatchan82 dijo...

coincido en muchas cosas pero discrepo en otras. en lo que todos estamos de acuerdo es que fue en noche especial.

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Buena crónica! Me gusta mucho como la has descrito.

Aeroplane enconcierto debe ser la leche.

Isaac dijo...

Es cierto que el sonido era muy bajo.
Where is the line o Triumph of a Heart... te las imaginas con las trompeteras?.. que pasada.

Tiri no se adapta (a esta sociedad) dijo...

yo tambien hice una pequeña cronica del concierto de bjork y coincido en mucho
la de pluto y declare independance lo partieron