martes, 8 de enero de 2008

Mis 15 discos favoritos en 2007

1. PATRICK WOLF - The Magic Position

The Magic Position ocupa el puesto número uno porque el año 2007 ha sido para mí el año Patrick Wolf. Me ha seducido con este disco y convencido para profundizar en sus dos álbumes anteriores que me daban cierta pereza. También he disfrutado de su maravilloso y exclusivo concierto en Málaga en el mes de abril y ha formado parte de mi vida en muchos momentos de todo el año, muchos buenos momentos. Y es que The Magic Position es una obra optimista donde Patrick Wolf canaliza y transmite el buen estado vital bajo el que escribió estas canciones. Quizás no sea un disco perfecto debido a los dos o tres temas cortos o porque se desinfle a medida que avanza, pero no sería honesto por mi parte no darle esta posición principal al disco que más he escuchado este año del artista que más me ha interesado en estos doce meses.
Canciones: The Magic Position, Accident & Emergency, Bluebells y Magpie.


2. FEIST - The Reminder

Ufff, está la cosa difícil...The Reminder ocupa el puesto número dos porque el año 2007 también ha sido para mí el año Feist, que debería compartir con Patrick Wolf el honor del número uno. He de reconocer que cuando escuché por primera vez el disco no me pareció gran cosa, de hecho me decepcionó ese sonido sucio de las canciones donde apenas brillaba su voz. Me equivocaba. A las dos semanas de recuperarlo y escucharlo me enganchó muchísimo y me dí cuenta de que es un disco más sólido, personal y completo que el Let to die. La cálida voz de Leslie Feist es motivo suficiente para justificar la existencia y presencia en The Reminder de cualquiera de sus canciones.
Canciones: My Moon My Man, 1 2 3 4, Intuition y So Sorry.

3. LCD SOUNDSYSTEM - Sound Of Silver

Cuando escribí la crítica del segundo disco de LCD Soundsystem le puse de nota un 10. No tuve que pensármelo mucho porque el perfeccionismo de James Murphy y los suyos salta al oído en todos los rincones del disco, te atrapa y te invita al baile con la mayoría de los temas y te sorprende con medios tiempos a los que no nos tenían habituados. Si encima en directo la fórmula queda enriquecida, qué más se puede pedir.
Canciones: Time To Get Away, Someone Great, Us Vs. Them y New York I Love But You're Bringing Me Down.

4. PJ HARVEY - White Chalk


Muy buenas vibraciones me daba a mí la portada de este disco con esa PJ Harvey vestida exactamente con el mismo traje con el que apareció… que digo apareció, deslumbró al salir al escenario del Summercase 2007. Aquí sólo presentó tres o cuatro temas del nuevo álbum y si no recuerdo mal fueron algunos de los que cantó tocando el piano. Sí que recuerdo perfectamente The Devil, la canción que abre White Chalk, y su carilla buscando el beneplácito del público ante su nueva composición. PJ es grande y White Chalk es un disco pequeño, austero, íntimo y modesto que la hace aún más grande si cabe.
Canciones: White Chalk sólo puede valorarse en su conjunto y no podría destacar ninguna canción sobre otra porque constituyen un todo que adquiere sentido completo escuchándolo de principio a fin.

5. JAY-JAY JOHANSON - The Long Term Physical Effects Are Not Yet Known
¿El sueco Jay-Jay Johanson vuelve a sus orígenes? ¿Ya se ha quitado ese corte de pelo tan modernete y hortera? ¿No será una estrategia comercial para atraer de nuevo a aquellos que no pudieron soportar el cambio radical que supuso el sonido de sus dos discos anteriores hacia el pop electrónico o la música disco? Las respuestas son que sí que vuelve a sus orígenes, que no se ha cortado el pelo ahora ya que lo hizo para su anterior disco y que no es ninguna estrategia comercial sino una lección de cómo dar un paso atrás y no morir en el intento y de saber recuperar o mejor dicho adaptar el sonido trip hop a la actualidad en algunos de sus nuevos temas.
Canciones: As good as it gets, Only for you, Rocks in Pockets y Jay-Jay Johanson Again.


6. RUFUS WAINWRIGHT - Release The Stars

Rufus Wainwright elige el camino fácil para Release the Stars, un disco continuista que no aporta nada nuevo a su carrera salvo un buen lote de canciones que podrían ser descartes de Poses y, sobre todo, del Want One. El resultado es brillante en Going to a town, Do I Dissapoint You, Sanssouci, Not Ready To Love y el tema titular del disco, Release The Stars. La producción del disco, que ha proporcionado un sonido más apagado y menos potente que el de sus anteriores trabajos, y algunas canciones cansinas como Tulsa, Rules and regulations y Nobody’s Off the Hock contribuyen a que Release The Stars parezca el disco más flojo de toda su carrera. Sin embargo, estas carencias que presenta el álbum desaparecen en directo gracias a la portentosa voz de Rufus, el saber hacer de una banda de músicos notables y un repertorio en el que casi todas las canciones quedan perfectamente integradas.
Canciones: Going to a town, Do I Dissapoint You, Sanssouci y Release The Stars.


7. BAT FOR LASHES - Fur and Gold


El disco que más me ha sorprendido en la temporada 2007 vino de la mano de Bat For Lashes, cuarteto que lideraba Natasha Khan. Digo que lideraba porque la chica decidió continuar su carrera sin sus tres compañeras, quizás al ver el éxito de críticas de su debut y la buena acogida entre el público. Espero que esto no repercurta en la calidad de las futuras composiciones, porque Fur and Gold es un disco exquisito, elegante, equilibrado y repleto de buenas canciones. En ciertos momentos recuerda a CocoRosie, en otros a Azure Ray y la voz se podría asociar a la de Feist, My Brightest Diamond y Björk.
Canciones: Horse and I, Sarah, Trophy y Bat's Mouth

8. HOT CHIP - The Warning


Ya sé que este disco de Hot Chip es del año 2006, pero suele ocurrirme que descubro un grupo o un disco una o dos temporadas más tarde. The Warning fue todo un hallazgo que debería agradecer a la revista Rockdelux, que incluyó en el cd de mejores canciones internacionales de 2006 el tema Boy from School. Esta canción ha sonado mil veces en mi mp3, pero hay más: Over and over, Non fit State, Colours, Just Like We (Breakdown) o temas más lentos como So glad to see you y Look After Me. Una de las cosas que más me gusta es que canta más de una voz en la mayoría de las canciones y una de ellas, diríamos la principal, me recuerda un pelín a la de Thom Yorke. Para rematar el año con Hot Chip, publicaron en verano un DJ Kicks con el tema nuevo My Piano, que ha sido sin duda otra de mis canciones favoritas del año.
Canciones: Boys from School, Non Fit State, Over and Over y Colours.

9. AMY WINEHOUSE - Back To Black


Cuando comenté en su momento el segundo disco de Amy Winehouse, dije que se trataba de uno de esos álbumes que marcan época, que aparece en la mayoría de las listas al acabar el año e incluso en las de la década. Sigo pensado lo mismo porque Back to Black es una joya con 11 hits perfectos, que suenan a clásico entre otros motivos gracias a la peculiar voz de Amy. Una pena que a veces el personaje mediático se sitúe sobre su música.
Canciones: Back To Black, You Know I'm No Good, Me and Mr. Jones y Wake Up Alone.

10. NICOLE ATKINS - Neptune City

El disco de Nicole Atkins ha sido una de mis últimas adquisiciones de 2007 y no he parado de escucharlo desde diciembre. Si alguien me dijera que existen lazos familiares entre ella, Martha Wainwright y su hermano Rufus me lo creería perfectamente. La muestra está en los temas The Way It Is, Brooklyns On Fire y Maybe Tonight. Un sonido muy retro que parece seguir la estela marcada este año por el éxito de Amy Winehouse. Atención con el parecido del tema titular Neptune City con Crying de Roy Orbinson.
Canciones: The Way It Is, Neptune City, Brooklyns on fire y Maybe Tonight.

11. M.I.A. - Kala

A veces yo tampoco me explico cómo puede gustarme M.I.A.
Si su primer disco, Arular, mezclaba electrónica con hip hop o, peor aún, con reggaeton, este segundo añade o, mejor dicho, potencia los ritmos tribales. El resultado es igual de adictivo, basto, estresante y dañino. Puede ocurrir que a las pocas semanas uno se canse de M.I.A., de sus samplers y de sus excesos, pero Kala es un buen disco dentro de su estilo y también la mejor continuación posible para Arular.
Canciones: Jimmy, Bamboo Banger, Paper Planes y Hussel.

12. RÓISÍN MURPHY - Overpowered

Róisín Murphy compite este año con Björk en la categoría de portada de disco más loca y vestuario más estrambótico. Sin embargo, la Róisín le gana la jugada a la islandesa en el aspecto musical, al presentar un disco de pop notable que hubiera sido la continuación lógica del último de Moloko. Sin embargo, Overpowered no está a la altura del Ruby Blue, su debut en solitario de hace dos años, y es que ya no cuenta con Herbert en las labores de producción y el sonido es más basto, evidente y petardo, para qué engañarnos. Pero como digo siempre, todo lo que haga esta tía me lo como con papas porque tiene una voz maravillosa y una energía envidiable y una sonrisilla que enamora al más tonto y una forma de bailar que te contagia de alegría hasta el punto de que... "acabarás besando la foto de la portada de este disco".
Canciones: Overpowered,
Primitive, Movie Star y Cry Baby.

13. THE WHITEST BOY ALIVE - Dreams

The Whitest Boy Alive es el proyecto en solitario de Erlend Øye, componente de Kings Of Convenience. El disco es muy sencillo, agradable y acompaña bien en cualquier situación. En realidad no se diferencia mucho de lo que hacían los noruegos Kings of Convenience, aunque añadiendo sentido del humor al asunto.
Canciones: Fireworks, Above You, Burning y Golden Cage.

14. COCOROSIE - The Adventures of Ghosthorse and Stillborn



CocoRosie suenan en su tercer disco, The Adventures of Ghosthorse and Stillborn, más humildes, más sencillas y más directas, como se puede comprobar en cuatro temas que jamás hubiera imaginado en su discografía: Rainbowarriors, con inicio a lo Utopia de Goldfrapp y ritmos muy pegadizos; la juguetona Japan, con la que Björk comenzará a sentir envidia por estas chicas si no lo hizo ya antes; Werewolf, que se lleva el premio al tema más intenso y bonito del disco; y el single Promise, donde flirtean con éxito con hip hop.
Canciones: Lo dicho, Rainbowarriors, Japan, Werewolf y Promise.

15. BJÖRK - Volta


Qué decir de Volta y Björk que no haya dicho ya en estas páginas durante todo el año. Creo que el 40 % de los post que he publicado giraban en torno a la islandesa y al Volta. Y nada, al final le he dado y le han dado tanto bombo a un disco que se supone que iba ser un regreso a sus orígenes (tendría que haberle pedido algún consejillo antes de publicarlo a Jay-Jay Johanson en lugar de a tanto productor de pacotilla del momento) que el resultado es decepcionante. Volta no es otra cosa que el peor disco de toda su carrera, con sólo tres o cuatro canciones memorables. ¿Qué hace entonces en el puesto número 15, cerrando la lista? No puedo evitarlo: Adoro a Björk.
Canciones: Wanderlust, Earth Intruders y Declare Independence.


2 comentarios:

calamarin dijo...

En lo de Bjork la verdad es que tienes mucha razón... y sobre el corte de pelo de J.J. Johanson en "Antena" también, pero para mi ese disco es de los mejores o casi el mejor, durante una época fue como morfina para mi...todas las canciones son esplendidas.

retrosfera dijo...

Yo prefiero al Jay-Jay Johanson más deprimente y triste, el de canciones como It hurts me so, Lynche, Alone Again... o Cookie, que precisamente es de Antenna. A mí este disco tb me gustó mucho en su momento, excepto Deja vu y Automatic lover. El Rush sí que no me gustó nada.